Primeras impresionas de Shanghai

¿Es el gigante asiático tal y como nos lo esperábamos? ¿Son nuestras primeras impresiones después de una semana en Shanghai similares a lo que esperábamos encontrarnos?

En una sola semana hemos vivido como equipo e individualmente cosas increíbles. Nos hemos convertido en expertos regateadores, hemos creado una estrategia como empresa fijándonos unos objetivos semanales, hemos sido timados por profesionales de “El Timo del Té” y hemos visitado espacios de coworking, cerrando alguna que otra demo de talleres de Lego Serious Play y Pensamiento Visual.

En cuanto a diferencias culturales que hemos observado, los chinos son expertos en sacar dinero de debajo de las piedras, muy correctos en cuanto a negocios se refiere y un poco “cerdos” sentados a la mesa, diferencia cultural que más nos ha impactado. Sorben los noodles, algo que nosotros como occidentales no vemos como “correcto”. Pero ya digo, mera diferencia cultural.

Además, si alguna vez vienes a Shanghai y pretendes conducir, ve mentalizándote de que la carretera en esta ciudad se rige por la ley de la jungla. Adelanta por la izquierda como por la derecha con la simple regla de pitar avisando de que vas. Si conduces recto en un cruce, los semáforos te afectan. Si vas a girar a la derecha o a la izquierda, te lo puedes saltar. Ojo con motos y bicis, no suelen llevar cascos y van por donde quieren. Literalmente. Direcciones contrarias no son objeto de asombro.

Me siento con la obligación de avisar a los europeos que vengan a Shanghai, ya sea a trabajar, estudiar o como turistas, de que se informen previamente de los timos de moda en esta ciudad. Mi recomendación personal es la siguiente: Si el chino en cuestión habla sospechosamente bien en inglés, no te fíes. Si demuestra mucha soltura y desparpajo, no te fíes. Los chinos, por lo general, si no están achispados (borrachos) son timidos, sobretodo con los occidentales. No hablan nuestro idioma (inglés) y su inseguridad es latente.

En mi opinión, creo que nos ven como “seres superiores”, simplemente porque somos su modelo de belleza a través de marcas comerciales Europeas y su modelo intelectual, con marcas y compañías punteras en todos los ámbitos, que imitan, copian e incluso mejoran.

Como anécdota, uno de los primeros días fuimos al skyline, con vistas a “La Perla De Oriente”, el edificio más alto de Asia. Allí, turistas chinos nos pidieron fotos, desembocó en una rara sensación de “celebrities”.

Esperemos que esta semana (de la que tendréis noticias pronto) y comienzo del año chino del caballo, sea tan interesante como la primera y crezcamos como equipo e individuos tanto como lo hemos hecho hasta ahora.

Saludos desde Shanghái, o como es abreviado en chino, Hù (沪).

@odrijuan

Etiquetado , , ,

Un pensamiento en “Primeras impresionas de Shanghai

  1. Rosa Maria Garcia dice:

    !Atentos a la jugada! Aunque los chinos sean muy espabilados copiando y timando, los occidentales aprendemos también rápido!!! De modo que a quedarse con todo lo que se pueda aprovechar de su “modus facendi” y a progresar,que estos nos comen la tostada!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: